La panorámica de aquel espacio-tiempo (décadas 50 y 60)

 

 

La diversidad en la monotonía

Observa:

  • Allá en el horizonte un edificio de nueva planta “muy alejado del barrio”, al otro lado de la vía. Él nos sitúa en el centro de la ciudad, en la plaza de todos, no tan lejos de aquí, y que el vecindario de Delicias alcanza cada día en su afán de sentirse más ciudadano en la polis de Valladolid.
  • Parte de la tapia del ferrocarril, con algunos de los Talleres Generales de la Compañía del Norte.
  • El inicio de la calle Arca Real, después de cruzar el Paseo de Farnesio, donde fijamos el final de la calle (a tenor de la foto que presentamos).
  • Doble hilera de edificios muy heterogéneos, con singularidades a reseñar.
  • El tendido eléctrico sobre enhiestos postes de madera entre los que aparecen otros de cemento, con ciertas notas de cambio. Todos con travesaño que aposentan jícaras de vidrio, y estas sostienen largos hilos de cobre que inciden en el paisaje urbano.
  • Una moto o motocicleta, vehículo de pequeña cilindrada que constituía un elemento visible de aquel balbuceo de “progreso” muy incipiente, y que convive con un tráfico de mayor incidencia en las calles por aquel entonces: la bicicleta y el carro de tiro.
  • La mujer que, en su soledad, contempla el pose de sus vecinos como algo que altera la monotonía de la calle y de la tarde.
  • Y en primer plano, la familia de Isabel (adolescente), cerca de su casa, y que en su silencio, tantos mensajes nos da a todos después de tanto tiempo…