La entrada al ágora de las Delicias (hoy, Plaza del Carmen)

Foto base para los números tomada de vallisoletum.blogspot.com.es

El espacio más concurrido y transitado del barrio: la postal de todos los tiempos

Observar:

En la Carretera de Segovia:

  1. El primer edificio (1), “El bar Rosina“, es un edificio muy alargado en el que estaban el bar y la casa del cantinero unidos. El cantinero tenía negocio en su domicilio. A poca distancia del autobús hay un edificio alargado de planta rectangular con doble entrada y cuatro ventanas alineadas: es el bar Rosina, cantina muy concurrida en el lugar, que responde al binomio casa-establecimiento y que sin duda constituye un icono que daba fisionomía a este paraje
  2. Los edificios colindantes (2) son casas molineras adosadas unas a otras y además hay algunas de dos pisos, planta baja y principal. Son las edificaciones típicas del momento.
  3. El puesto de caramelos (3): era un carromato adaptado con un mostrador que tenía pequeños departamentos con variedad de golosinas (piruletas, caramelos envueltos, regalices), que hacían las mejores delicias de los compradores. Entonces no se vendían en los kioscos.
  4. Un local abierto detrás de un autobús (4): era La Parada, uno de los nombres que daban a este lugar del barrio y donde terminaba el viaje que el autobús iniciaba en El Centro de Valladolid (Fuente Dorada).

En la Calle Embajadores:

  1. Una tapia larga y blanqueada (5): allí estaba la vaquería, y muchas cosas más…

Conviene saber:

  • En esta época es una constante en la estructura urbana que el mismo edificio albergue la casa y el negocio, lo que nos indica el modo de vida característico del momento.

Notas relacionadas