Sobre el anteproyecto de Diálogo Civil y Participación Ciudadana en Castilla y León

Le llaman participación y no lo es

Resumen comentado del anteproyecto de ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa de Castilla y León

Introducción

Uno de los compromisos de esta legislatura del Partido Popular de Castilla y León fue darle una vuelta al tema de la participación. En las Cortes autonómicas, incluso, hicieron suya una propuesta de Podemos de crear una «estrategia de participación». Tal vez el principal problema está en lo que ellos llaman participación y lo que nosotres estamos entendiendo por la misma.

En mayo de 2017 se inició el trámite de «sugerencias»1 (es cierto que en Castilla y León, para muchas normas, se obliga a pasar por un trámite público que en otras comunidades o el Estado no existe). En febrero, con mucho bombo, se ha presentado el anteproyecto de ley y se colgó en la web para que se aporten sugerencias2; el 15 de marzo a las 2pm acaba el plazo para aportar.

La ley regula tres cosas distintas entre sí: por un lado, lo que llama «Diálogo Civil»; por otro, las «iniciativas ciudadanas»; y, por último, las «consultas populares no referendarias». El primero de los ámbitos, el «Diálogo Civil», lo podemos resumir como dotar de más funcionamiento («participación») a los órganos participativos existentes (en Castilla y León son muchos, y en su mayoría absolutamente inútiles). El segundo, las «iniciativas ciudadanas», como una suerte de ampliación de la «iniciativa legislativa». El tercero, las «consultas populares no referendarias», como darle solemnidad a otras formas de consulta que ya se hacen. De paso, se ha incluido la posibilidad, de forma expresa, de que el presidente de la Junta le pida al gobierno de España la celebración de un referendo porque un ciudadano o grupo lo ha solicitado3.

Vamos a reconocer algo positivo: el gobierno regional es consciente de que determinados cauces de participación tienen poco «éxito» real (como el que sigue este anteproyecto), así, el Portal de Participación está infrautilizado; esta ley quiere ser un paso más y potenciar dicha participación.

El anteproyecto propuesto, eso sí, distingue claramente entre el «Diálogo Civil» (configurado aquí) y el «Diálogo Social», que tiene su propia normativa dentro del Consejo Económico y Social de Castilla y León, intentando separar claramente los ámbitos de intervención de cada tipo de «diálogo» y poniendo, cuando considera necesario, los mecanismos de coordinación entre ellos. En la rueda de prensa en que presentaron el anteproyecto, desde la Junta hacían mucho énfasis en que el «Diálogo Social» se fundamenta en la «negociación» y equilibrio de intereses (patronal, sindicatos y Administración), mientras que en el «diálogo civil» no hay «negociación» y todos tienen el «interés general» como fin último, siendo «participación» lo que encontramos.

También se interesaban, e insistían en ello, en que los órganos participativos no lo estaban siendo mucho, que si bien se habían racionalizado hace unos años (básicamente integrando muchos Consejos existentes, el ejemplo más claro es lo que pasaba en Servicios Sociales, donde cada sector tenía uno y ahora hay uno para toda la Gerencia; aunque con secciones y en la práctica funciona como antes, todo hay que decirlo) pero seguían sin ser «órganos participativos». Esta ley, aunque lo parezca, no dará un verdadero carácter participativo a los órganos y, por otro lado, falla en el inicio, esto es, al fijarse fundamentalmente en lo que define como «organizaciones más representativas».

La ley, en todo caso, no agota todas las vías de participación; de hecho, es complementaria a las ya existentes (como es la Iniciativa Legislativa Popular, el derecho a petición y otros).

Casi todo se va a articular por medio de una página web, la «Plataforma del diálogo civil» (PDC, en adelante), que es básicamente «informativa» en la mayoría de los supuestos. Sí, las consultas no referendarias se harán por ese medio también.

Aunque no es del todo correcto, en este texto usamos indistintamente Administración y Gobierno, en tanto que la Administración, en última instancia, está dirigida por el Gobierno.

____

Notas:

1 El mismo se puede encontrar en: http://participa.jcyl.es/forums/596800–2017-05-procedimiento-para-la-elaboraci%C3%B3n-del-an, este se cerró con cuatro intervenciones que, a la vista del texto del anteproyecto, no se tomaron en cuenta para nada. El portal de Participación de la Junta, un gran desconocido, muestra constantemente su inutilidad.

2 Sigan este enlace: http://participa.jcyl.es/forums/909862—anteproyecto-de-ley-de-di%C3%A1logo-civil-y-democracia En el momento de escribir este resumen-opinión, dos semanas después de colgado el anteproyecto, solo una persona ha realizado un comentario en dicha web.

3 Sigue siendo totalmente discrecional para él y para el gobierno central. En realidad, esto ya lo podía hacer, simplemente asumiendo una petición hecha por un tercero.

Descarga el documento completo

Acceda al documento completo en PDF aquí.

Colectivo De Igual a Igual - Delicias

Navegación de la entrada


Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puede usar las siguientes etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong> 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.